10 Mejores Dispensadores de Gel y Jabón de October 2021

Los dispensadores de gel y jabón, especialmente con la capacidad de utilizar alcohol en gel, son un complemento muy popular en las instalaciones. No sólo en los lavabos, sino también en las estaciones temporales de lavado y desinfección de manos en lugares como las entradas de los edificios, las salas de reuniones, los espacios de oficina y los pasillos para aumentar la higiene de las manos y combatir la propagación del COVID-19.

Cuando busque un dispensador de gel y jabón, no sólo querrá que tenga un buen aspecto, sino que también querrá que haga el trabajo para el que fue concebido con un mínimo de complicaciones.

El título de "mejor dispensador de gel y jabón comercial" dependerá de los requisitos exclusivos de la instalación. Las características que le ayudarán a decidir cuál es el mejor para usted se analizarán con más detalle a continuación.

Mejores Dispensadores de Gel y Jabón: Opiniones, Comparativa, Análisis y Guía Comprar

Beatriz

La posibilidad de poder coger alguna infección o enfermedad es un hecho muy probable, debido a la poca precaución que solemos tener la mayor parte del tiempo. En todo momento, de manera inconsciente, nos encontramos tocando muchísimas cosas sin saber realmente como de limpias están. Pasar la mano por la baranda de unas escaleras, el apretar un botón del ascensor, coger el pomo de una puerta, etc.

Son muchas las acciones que hacemos a diario y de las cuales no somos conscientes que puede llegar a afectar a nuestro sistema inmunológico, por las miles de bacterias que tenemos alrededor. Es muy fácil, que, en una de estas simples acciones, seguidamente empleemos las manos para llevarnos algo a la boca o tocarnos los ojos, siendo éstos los principales focos de entrada de gérmenes y bacterias.

El continuo lavado de manos es un hecho importante que debemos tener siempre en cuenta y que debemos realizar, especialmente en los momentos previos a la realización de alguna comida. Por ello, es frecuente en encontrar en numerosos establecimientos dispensadores de jabón o gel hidroalcoholico con los que poder limpiar nuestras manos.

Que son los dispensadores de jabón

Los dispensadores de gel son unos recipientes, normalmente de plástico duro o acero inoxidables, con capacidad para ser rellenados o bien de jabón en gel o bien de hidroalcoholico, que aplicamos para llevar a cabo el lavado o la desinfección de nuestras manos.

Además de su uso especial uso para desinfectar las manos de posibles agentes externos, también se emplea para momentos en los que éstas se hayan ensuciados y queramos limpiarlas. El uso de jabón es mejor que el empleo solo de agua para tratar de quitar machas de suciedad que tengamos, como por ejemplo tierra, pintura, etc.

Su uso no tiene ninguna complicación, al igual que su montaje. Para el proceso de rellenar estos recipientes es tan fácil como quitar la tapa del dispensador que vendrá en la parte superior de este e introducir el gel que queramos. Normalmente, en la tapadera suele aparecer el dibujo de una flecha que nos indicará hacia donde girar o mover ésta para separarla del recipiente. Tras volver a cerrarla debemos de comprobar que el gel sale sin problema, ya que a veces el lugar por donde ha de salir coge algo de aire y hace que tarde más en expulsarlo. Una vez comprobado que todo va bien, ya estaría listo para ser usado.

Ventajas del uso de dispensadores de jabón

Entre las principales ventajas que nos aportan el uso de estos dispensadores encontramos:

  • La dosificación, y es que los dispensadores pueden ser ajustados para proporcionar una cantidad determinada y necesaria de jabón para el lavado de manos, evitando de este modo la aplicación en exceso que provoque su malgaste.
  • Presenta una capacidad adecuada con la que no tengamos que estar continuamente pendiente de recargarlo.
  • La limpieza que aporta. El uso de esto hace que el lugar donde se encuentre, principalmente en el baño, aporte una mayor sensación de limpieza, eliminando la presencia de la tradicional jabonera de apariencia sucia que se solía emplear.
  • La comodidad de apretar un botón o simplemente hacer un ligero movimiento de muñeca y tener listo el jabón justo para el lavado.

Modelos de dispensadores de jabón

Son varios los modelos de dispensadores que podemos encontrar en el mercado.

En primer lugar, debemos hacer mención al diseño que muestran, ya que podemos encontrarnos dispensadores que están colocados en la pared. y otros que son incorporados en un soporte de pie. Estos últimos suelen colocarse en las puertas de los establecimientos, siendo más empleado para los geles hidroalcoholico, mientras que los de pared suelen estar más presente en los baños junto a los lavabos, enfocados para el lavado de manos. En la mayoría de los casos de pared, estos recipientes traen incorporados adhesivos de pegamento que harán que se sujete a la pared sin necesidad de usar herramientas para su sujeción.

En segundo lugar, se dividen en manuales y automáticos. Los primeros son los más tradicionales en los cuales, para obtener el jabón, se ha de pulsar un botón que abrirá el conducto por el cual saldrá este. Mientras que el automático presenta un sensor de infrarrojos con el que se detecta el movimiento activando así la válvula para abrir el dispensador. Solo se ha de pasar la mano por dicho sensor y automáticamente se obtiene una dosis de gel sin necesidad de contacto con el aparato. Éstos, a diferencia de los manuales, funcionan con pilas.

En ocasiones, es frecuente pensar que el último modelo es mejor por el hecho de no entrar en contacto con el aparato, evitando así el captar posibles gérmenes. Sin embargo, el hecho de pulsar el botón para obtener el jabón, tampoco es un hecho muy grave ya que, en el caso de que hubiera alguna batería en éste que podamos coger, acto seguido de conseguir el jabón nos dirigimos a lavar nuestras manos eliminando con ello cualquier resto de germen o suciedad que se haya podido adherir a la piel. Por lo que, en el caso de pensar que el automático resulta mejor que el manual, sería por la comodidad que aporta al tener solo que realizar un ligero movimiento.

Por otro lado, algunos dispensadores vienen diseñados para poder expulsar el gel en forma de espuma, facilitando aún más el lavado. Para ello, en el recipiente se debe añadir además del jabón una cantidad determinada de agua y la bomba de éste mezclará ambas sustancias convirtiendo el gel líquido en espuma y reduciendo el consumo. De hecho, algunos están diseñados exclusivamente para expulsar el jabón a modo de espuma, otros en cambio aceptan ambas posibilidades.

El precio de estos dispensadores puede variar dependiendo del modelo que se quiera emplear, así como del tamaño y diseño que muestren. Se puede encontrar diseños muy variados y originales para adaptarlo al gusto de cada uno, evolucionando cada vez más, y es que hoy en día, el uso de estos aparatos está muy presente en nuestro día a día.

Etiquetas