10 Mejores Bañadores y Trajes de Baño para Mujer de May 2021

La llegada del verano significa viajes a la playa con la familia, escapadas con las chicas y fines de semana para descansar en los flotadores de la piscina o para chapotear en la piscina hinchable del jardín. Para asegurarte de que te ves y lo más importante, te sientes lo mejor posible, hemos reunido los mejores bañadores más bonitos de la temporada.

Los colores vibrantes y los estampados divertidos animarán tu panorama, mientras que los detalles llamativos, como los recortes y los volantes, están listos para su primer plano en Instagram. Pero incluso estos trajes de baño para mujer de moda tienen características que favorecen, como aros, relleno extraíble y fruncido.

Mejores Bañadores y Trajes de Baño para Mujer: Opiniones, Comparativa, Análisis y Guía Comprar

Beatriz

Los trajes de baños es una prenda que ha experimentado una gran evolucionó a lo largos se los años, mostrando una gran variedad de estilos, adquiriendo diferente formas y tamaños, especialmente en los bañadores de mujeres. Estos son los que han sufrido más cambio, pero no solo por la moda del momento sino también por los ideales que estaban entonces con respecto a la mujer y el hecho de poder mostrar más o menos su cuerpo.

El hecho de cubrir lo mayormente posible del cuerpo de la mujer fue un pensamiento que estuvo muy presente hasta que poco a poco con los años se fue apartando ese tabú y se comenzó a centrarse, a la hora de crear un bañador, en el punto principal al que realmente estaba destinado un bañador, la comodidad y disfrute del baño de la persona, sin importar lo que mostrar.

La historia de los bañadores trascurre desde el primer bañador de cuerpo entero a modo de vestido, pasando seguidamente a un formato de una sola pieza ajustado al cuerpo, cubriendo éste, pero por encima de la rodillas y mangas corta, algo que para entonces significo ya una revolución en el mundo el bañador, y tras ellos numerosos, con el tiempo han ido surgiendo numerosos modelos hasta quedar reducido a las formas más pequeñas que conocemos hoy en día como bikinis.

Tipos de bañadores femeninos

Como ya se han mencionado, son muchos los diferentes modelos de bañadores que han existido. Pero si no centramos en la actualidad, tampoco podemos decir que sean pocas las opciones que nos encontramos en el mercado. Y es que hoy en día los gustos en cuanto al estilo de bañador son muy variados, además de mencionar el gusto por el estilo retro y la vuelta de lo antiguo.

Y es que lo que sucede con las modas es que en muchas ocasionas los estilos que ya tuvieron su momento de gloria y pasaron luego al olvido, tras un tiempo, como está ocurriendo ahora, vuelven a resurgir siendo nuevamente moda. Con lo cual, resulta normal hoy en día ver estos estilos de bañadores antiguos usarse por las playas y piscina marcando tendencia.

Un ejemplo de ello podemos verlo en esta lista de los mejores bañadores, donde aparece desde bañadores de una sola pieza hasta piezas de bikinis muy diferentes los unas de los otras.

Bañador enterizo

En primer lugar, hay que hacer mención al bañador enterizo que cubre todo torso. Estos fueron unos de los pioneros tras la revolución del bañador que lo cubría todo, permitiendo entonces mostrar las piernas y hombros por completo. Una buena opción especialmente para aquellas que quería dedicar parte del tiempo a nadar, ya que permitía una movilidad más fácil.

A diferencia de los diseños de antes, los cuales solían ser más clásicos, ahora podemos encontrar estos bañadores con añadidos que hace que una luzca su mejor perfil. Estos añadidos pueden ser tanto volantes en las partes de los hombros hasta escotes con adornos de encaje, que resaltan la parte frontal, e incluso, muestran diseños en cuanto al cierre de la espalda a modo de tiras, grandes aperturas, etc. Una variedad sin fin de diseños y colores.

Bikini

En segundo lugar, están los bikinis, en los cuales ocurre lo mismo que con los bañadores, nos podemos encontrar una inmensa variedad de formas y diseños tanto en la parte inferior como en la superior de éste. En los primeros años de la aparición del bikini, aunque estos aparecían como dos partes individuales que dejaban mostrar más, seguían siendo guiados por el patrón de tapar cuanto más mejor. Por ellos, los primeros bikinis, aparecen con sujetadores amplios en tela y bragas alta que podían llegar al ombligo, marcaban la silueta del cuerpo a la vez que tapaban.

Con el tiempo, estos bikinis se fueron reduciendo hasta ir empleando menos cantidad de tela, apareciendo ambas partes con tamaños inferiores pudiéndose apreciar gran parte del cuerpo de la mujer. Éste es hoy en día el bikini clásico y básico, liso de uno o varios colores. Sin embargo, como se mencionó, lo antiguo siempre vuelve a ser moderno, y es por ello que hoy es normal encontrarnos diseño retro en cuanto a las formas, con bragas nuevamente altas y sujetadores amplios con cierto adorno.

Al igual que el diseño, donde se vuelve a ver mucho estampado floral o rayas. No es que se haya vuelto a los ideales antiguos, solo se trata de un tema de moda, y esto hace que sean estos tipos de bikinis los que más resaltan ahora en el mercado.

En cuanto a la tela que se emplea para estos bañadores, destacamos la lycra. Esta tela es elástica y ajustable al cuerpo lo que resulta perfecta para la confección de traje de baños femeninos, además de ser una tela que no tarda mucho en secar. Aunque con los cambios a los que acostumbra a pasar, no es de extrañar el encontrar otros materiales para la realización de estos.

¿Cómo elegir el bañador adecuado?

En el momento de decidir que bañador comprar, hay un aspecto que, si se debería tener en cuenta, y es si lo queremos preferentemente para ir nadar o simplemente para disfrutar de un día en la playa o piscina. Si eres una de esas personas que disfruta del agua no solo por el baño sino también por el hecho de nadar, entonces lo más aconsejable es el uso de un bañador de una sola pieza, el cual se ajusta y sujeta al cuerpo con lo que no resulta molesto al movernos en el agua.

Por el contrario, si una lo que prefiere es ir a relajarse, tumbarse, darse un simple baño, e incluso coger algo de color, entonces lo más recomendado es la elección del bikini, el cual resulta más ligero. Sin embargo, esto no quiere decir que no podamos emplear un bikini para nadar o un bañador para tomar el sol.

Ambos trajes de baños se pueden combinar, ya que el destino de estos es permitirnos meternos en el agua. La elección también depende de a quién le guste llevar más o menos ropa cuando se da un baño.

Aunque, es cierto que ahora en el momento de elegir traje de baño solemos enfocar nuestro punto de elección hacia aquel que nos guste más por su diseño y que nos haga mostrarnos mejor, e incluso que nos permita tomar el sol de la mejor manera posible evitando que nos quede marca. Ahora se puede decir que a veces nos centramos más en el presumir y en el gusto por ir a la moda.

Faqs

¿Qué es un bikini?

El bikini es un traje de baño que a diferencia del bañador este se compone de dos piezas principales el sujetador y braga. Surgió en el año 1946, creado por el francés Louis Regard, siendo una gran revolución para aquella época al alejarse de todo lo que hasta ahora se habían empleado como traje de baño, yendo en contra de las leyes morales de entonces.

A raíz de este estilo de bañador, surgieron algunas variantes, como son los skirtinis, bikinis donde se añade una falda o, incluso, un simple volante sobre la braga a modo de falda. Y los trikinis, que se tratan de un bikini donde ambas partes están unidas por una tercera parte por la parte frontal.

¿Qué tipo de trajes de baños hay?

Principalmente destacamos dos trajes de baños diferentes, el bañador de una sola pieza la cual cubre todo el torso y el bikini, divido en dos partes, dejando el torso al descubierto, y a partir del cual surgieron varios modelos más.

Todos estos trajes de baños se caracterizan por el empleo de la lycra para su confección, siendo el mejor material para ello, aunque es cierto que hoy en día podemos encontrar el empleo de otros materiales empleados, principalmente, por motivos estéticos.

Etiquetas